ALEJANDRO ROBAINA: UN AMIGO ESPECIAL DE DOMINGO CIGARS

El nombre de Alejandro Robaina está profundamente relacionado con Pinar del Río, la provincia occidental de Cuba, conocida por ser el centro de la industria del tabaco, con el 80% de la producción total.

Robaina, el padrino de la industria tabacalera cubana, era considerado como uno de los mejores productores de cigarros del mundo y el único cultivador de tabaco cubano que, aún en vida, tenía una marca con su propio nombre: Vegas Robaina.

Nacido en 1919 en la pequeña ciudad de Alquizar, empezó de niño trabajando en el negocio familiar de cultivo de tabaco y siguió siendo un cultivador independiente incluso después de la Revolución Cubana de 1959, cuando las plantaciones fueron a menudo absorbidas por organizaciones cooperativas.

Ha pasado varios decenios viajando por el mundo como embajador del tabaco y de los cigarros de Cuba. También recibía anualmente visitas en su casa y en la plantación de miles de entusiastas del tabaco y turistas.

En 2008, en el décimo Festival del Habano, que premia a los fabricantes de cigarros del mundo, Robaina recibió el Premio Especial de La Habana. Dos años después, murió en su casa, cerca de San Luis. Su nieto Hiroshi aprendió el oficio y hoy en día dirige el negocio y las plantaciones en Pinar del Rio.

El vínculo entre las familias de Robaina y de Domingo se basa en estima mutua, una pasión común por los mejores cigarros y años de colaboración e intercambios: ha habido muchas y agradables visitas entre Pinar del Río y Barcelona, donde siempre se han fumado los mejores habanos en circulación!

No Comments

Post A Comment